Las ventanas antiruidos también proporcionan control solar

Cada vez más personas prefieren instalar ventanas antiruidos en sus casas u oficinas. Y es que estas evitan que el ruido exterior ingrese a la propiedad; y a la inversa. Sin embargo, ¿sabías que las ventanas antiruidos también proporcionan control solar?

¡En efecto! No en vano las ventanas antiruidos también son conocidas como ventanas termoacústicas, ¡aquí te contamos a qué se debe que las ventanas antiruidos proporcionen control solar!

El doble acristalamiento ayuda al control solar

Las ventanas sencillas están conformadas por un solo cristal e, independientemente del grosor que presentan no son eficientes para aislar ruidos ni calor o frío exterior. Frente a este tipo de ventanas, están las de doble acristalamiento. Se trata de ventanas que, como su nombre indica, están conformadas por dos cristales (o más) que están separados entre sí por una cámara de gas o aire deshidratado. A mayor espesor tenga la cámara de aire (el espacio entre cristales), mayor será el aislamiento que se logre con este tipo de ventanas.

Este diseño de ventanas permite reducir las filtraciones con conducción y convención; así como los puentes térmicos. En ese sentido, gracias a estas ventanas se evita que entre el frío al interior, pero también se evita que haya pérdidas de calor interior. Del mismo modo, su instalación permite que se reduzca el calor que viene del exterior, por lo que permitirá que el interior se mantenga fresco sin necesidad de emplear el ventilador o el aire acondicionado.

Beneficios de instalar ventanas antiruidos para reducir el frío y el calor

Así como estas ventanas son eficientes para evitar que el ruido exterior ingrese a la propiedad, y que el interior salga; lo mismo hace con el frío o el calor de ambos espacios. En ese sentido, podemos decir que los beneficios de instalar estas ventanas para reducir el frío y el calor son:

1. Se tenderá a consumir menos energía de aparatos como ventiladores, aire acondicionado y termostatos; de esa forma la cuenta del consumo eléctrico cada fin de mes disminuirá.

2. La casa, o las oficinas, siempre se mantendrán a una temperatura agradable, lo que repercutirá favorablemente en el estado de ánimo de las personas. Los ambientes térmicamente agradables y libres de ruidos exteriores tienden a mejorar el rendimiento de los trabajadores, así como su creatividad y concentración.

3. Las ventanas antiruidos son amigables con el medioambiente, no solo por los motivos expuestos en los puntos anteriores, sino porque también en su fabricación intervienen elementos naturales; y respecto a su eliminación, son fáciles de reciclar.

Ahora que conoces que las ventanas antiruidos también ofrecen aislamiento térmico, ¡no esperes más para instalarlas! ¡Contáctanos para poder diseñar e instalar las ventanas antiruido que necesitas en tu hogar u oficinas! 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial