¿Cómo elegir ventanas con buen aislamiento acústico?

¿Vives cerca de una avenida principal? ¿Imagina poder dormir plácidamente sin que el ruido de los claxon te despierte? No hace falta usar audífonos o protectores auditivos para evitar la contaminación sonora de la ciudad, en tu propiedad. Existen ventanas con aislamiento acústico que te ayudarán a que esos molestos ruidos del exterior no alteren tu buen estado de ánimo, concentración, o tu día a día.

¡Aquí te contamos cómo elegir ventanas con buen aislamiento acústico!

¿Qué tipo de ruido es el que ingresa por las ventanas?

Existen diferentes tipos de ruidos que pueden alterar tu calma. Uno de ellos es el ruido de impacto que, por ejemplo, se puede transmitir desde el segundo piso al primero, a causa de que la estructura del edificio no tiene una buena aislación; y el segundo, es el ruido que se transmite por vía aérea, es decir porque las puertas o ventanas reciben ondas sonoras del exterior.

Este último ruido tiene una fácil y rápida solución: las ventanas termoacústicas, también llamadas ventanas con aislamiento acústico. A continuación, te proporcionamos algunos consejos para que sepas elegir las mejores:

1. Verifica el sistema de encaje de tus ventanas

Unas ventanas que te aseguren el aislamiento acústico deben encajar perfectamente en el marco que se ha destinado para ellas. En el caso de que la construcción no esté nivelada, tendrás que contratar a maestros vidrieros que puedan diseñarte una ventana con las medidas exactas de tu marco.

2. Elige el mejor sistema de ventana

Las ventanas tienen diferentes sistemas para abrir y cerrar. Para tener un buen aislamiento acústico se recomienda evitar las ventanas correderas ya que estas suelen tener más filtraciones a través del cepillo que les permite el deslizamiento. Pese a lo anterior, hay soluciones un tanto más complejas, para tener ventanas correderas con aislamiento acústico.

3. Comprueba la calidad de los materiales

La calidad de los materiales es indispensable para garantizar el aislamiento acústico de las ventanas. Por ejemplo, deben tener permeabilidad al aire clase 4. Para que una ventana obtenga esta clasificación su infiltración no debe ser superior a los 3 m3/h por metro cuadrado de superficie y de 0,75 m3/h por metro lineal de junta.

4. Evalúa el grosor de vidrio

Otro rasgo importante para elegir ventanas antiruidos es el grosor del ruido. Los vidrios que se usan en las ventanas termoacústicas son especiales, y se caracterizan por tener un mayor grosor. En general, están conformados por dos vidrios que se unen por PVB. Comúnmente el grosor de los vidrios, para este tipo de ventanas es de 6.

Ahora que conoces más sobre las ventanas antiruidos y cómo elegirlas, consigue las ventanas termoacústicas que necesitas, con nosotros. ¡Contáctanos para brindarte más información!

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial