Puertas de vidrio templado para interiores

Las Puertas de vidrio para el acceso a edificios, oficinas, salas de ventas, baños entre otras, les darán un toque especial a tu hogar o sitio de trabajo.

El vidrio o cristal, hoy por hoy es un elemento que ha venido tomando auge dentro del mundo del diseño y la decoración, la introducción en el mercado de este material se ha trasformado ampliamente.

Podemos ver que es usado para puertas interiores, exteriores, corredizas, en el patio, de bolsillo, para baños.

¿Por qué hay que elegir una puerta de vidrio?

Las puertas de vidrio son una unidad funcional dentro de la decoración, estas aparte de complementar el estilo de la estancia y de dar una apariencia caché, limpia y moderna, brindan una vista panorámica que permiten extasiarse con el interior desde el exterior y viceversa, permitiendo así la conexión entre estos dos ambientes.

Incluso, admiten la entrada de luz natural, ya que dejan filtrar la claridad, dando una sensación de amplitud.

Actualmente existen modelos de puertas de interiores de vidrios con gran versatilidad, así como, las puertas para baños, las puertas de madera con vidrio, las cuales lucen muy bien y de igual manera van fácilmente en cualquier lugar.

Vidrio templado para sus puertas

El vidrio templado es un tipo de vidrio surge debido al proceso al que es sometido el vidrio convencional, es calentado hasta temperaturas de 600 °C y después se enfría de forma inmediata.

Esto se debe a que el material se contrae de manera rápida y posee mayor resistencia, el vidrio templado se torna tan fuerte a las temperaturas y a los impactos que es considerado de alta seguridad porque al romperse no lo hace en fracciones afilados, sino en pequeños fragmentos.

Limpieza de las puertas de vidrio

Para quitar la suciedad adheridas y las grasas que puedan tener, lavar con agua jabonosa, (agua tibia más 2 o 3 cucharadas de lavaplatos concentrado), sin dejar que este haga mucha espuma.

Luego se aplica sobre la superficie de la puerta de vidrio con una esponja suave, después se retira el agua jabonosa con una muy poca cantidad de agua clara y se seguidamente, se seca muy bien con un paño suave y limpio.

Ya cuando este seco el cristal y una vez que se haya limpiado el marco, para darle brillo al cristal se hace una mezcla de agua tibia y vinagre blanco o alcohol isopropílico, ambos componentes en parte iguales, aplicarlo con papel periódico comprimido por toda la superficie impregnado en la mezcla.

Una vez cubierta la superficie, con un periódico limpio, se pasa hasta que quede totalmente seco, si se amerita se puede cambiar el periódico por uno seco, el papel periódico tiene la particularidad de absorber el líquido fácilmente y no raya la superficie. Las manijas puedes limpiarlas con un limpiador multiuso y un paño suave.

Las puertas de vidrio templado son muy resistentes, además harán que tus ambientes se vean mucho más espaciosos y vistosos.